CA | EN

Solbes calcula que la economía creció en torno al 3,5% en el cuarto trimestre

10 gener 2008
El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, estimó hoy que la economía española ha crecido “seguramente en el entorno” del 3,5% en el cuarto trimestre de 2007. En su comparecencia en la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso, Solbes señaló que se está produciendo una “gradual desaceleración” del crecimiento originada por una coyuntura internacional “menos favorable” y un “progresivo ajuste” en el sector inmobiliario.
 
A petición propia y en sesión extraordinaria, a las 11.30, el Vicepresidente económico del Gobierno y Ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, ha comenzado su comparecencia en el Congreso de los Diputados para informar acerca de la situación económica española.
 
Solbes ha añadido que la desaceleración es “natural” y “saludable” porque supone que hay un “mayor grado de equilibrio” en la composición del crecimiento y un “creciente protagonismo de la productividad”, lo que hace asentar el crecimiento en “bases más sólidas”.
 
La comparecencia llega un día después de que el Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reclamara "prudencia y sensatez" a la hora de analizar la economía a los que hablan en términos "insólitos" de la situación y pretenden causar "alarmismo" entre la ciudadanía.
 
En cuanto a la inflación, el vicepresidente segundo reconoció que supone una “erosión” de la renta disponible de las familias y en este sentido preocupa al Gobierno, si bien insistió en que las tensiones sobre los precios “no serán duraderas” y es previsible que el IPC retorne a sus “niveles habituales” a partir de la primavera de este año.
 
La inflación es exógena
 
Con un “no categórico” respondió Solbes a la duda de si el actual episodio inflacionista refleja problemas de fondo de la economía. El problema de origen de la subida de precios, insistió, “no es español, sino internacional”, y está directamente relacionado con los mercados del crudo y cereales, además de que no sólo ha afectado a España, porque la mayoría de los países europeos están en sus registros máximos.
 
Con un 4,3%, el IPC armonizado alcanzaba en diciembre su máximo en 12 años, a rebufo de un barril de petróleo a 100 euros y fuertes subidas en los alimentos, que están afectando al conjunto de Europa. La cuestión económica parece claro que se convertirá en el telón de fondo que los dos principales partidos mantendrán hasta el 9 de marzo en sus respectivos discursos. Uno, haciendo calar entre la población la ‘foto fija’ de los últimos datos; otro, mostrando la evolución que ha experimentado el país en los últimos cuatro años.
 
"Ninguna de las tensiones actuales", como las turbulencias financieras o la subida de los precios del petróleo y las materias primas, "procede de la existencia de problemas españoles", según la opinión del Presidente del Gobierno, por lo que "no cabe atribuirlas a la gestión del Ejecutivo”.
Any 2008
Autor / Font 
Cinco Días